sábado, 25 de marzo de 2017

como cuando algunas razones no tienen tanto sentido
o se escapan de sus límites determinados pero existen
como cuando entendés pero te arrollás para no afrontar
siento ese espacio cruel que detecta pedacitos de vacío
se sumerge en estantes no tan cubiertos
pero se expanden en las comisuras de tus labios
no estás a salvo y te percibís como un extraño
y si despertás de madrugada y los pensamientos son otros
son murallas que se derrumban pero tus miedos
qué son otra vez los miedos si ya fluyen
y escapo hasta tu puerta que espera como sentada
no voy a decir que no necesito el color de algún atardecer
si lo hace todo tan aire tan suave tan corredizo tan amarillo
y después pensé que tal vez te preste mi paraguas con lunares
para que te cubra de todos los males (menos de la lluvia)
menos de esta lluvia que te salva del por qué




lunes, 20 de marzo de 2017

Es otra cosa

Yo no sé si se trata de irse
o de bienvenirse
pero en tus palabras hay amaneceres
que no duran pocos minutos
y no tienen miedos contados

Hay un relato corto que habla
de tus expresiones
creo que vos no las ves
nadie las ve
¿cómo nadie las ve?
y se van, irritadas

No entenderse es otra cosa
si no se están mirando a los ojos hoy
y se relajan en mares oscuros
¿de qué hablan cuando hablan de inseguridad?
inseguridad es otra cosa
(palabras desperdiciadas por el azar)

Capaz me vaya en otro tiempo
tal vez me encuentre un día
en un horizonte vertical
o en muchos poemas sin rima
o en alguna siesta de otoño
color amarillo,
es otra cosa.

Wolfgang Laib (1982)

miércoles, 1 de marzo de 2017

Es tan fácil enredarse

Piernas enredadas
deshechas de cansancio humano
escondite de amores no resueltos
calma de algún domingo.

Piernas sin final concluso
llenas de par en par
y tu mirada que juzga
a mí no me juzga
a mí me cuenta sus secretos más profundos
y se hunde en mis piernas
con tus piernas encarceladas
tus piernas llenas de mar
y de libros de noches.

"y tus piernas cada vez más largas
saben que no puedo volver atrás"